Encabezado noticias

Noticias

Díaz realza la contribución de Concha Espina a la hora de hacer visible el papel de las mujeres

Díaz realza la contribución de Concha Espina a la hora de hacer visible el papel de las mujeres y su aportación a la literatura femenina

La consejera de Presidencia ha participado hoy en la ofrenda floral que cierra el conjunto de actos de homenaje a la escritora cántabra

Santander- 19.05.2015

"Un ejemplo de lucha y superación, una mujer en mayúsculas que se adelantó a su tiempo y luchó con sus letras por abrir camino a las demás". Así ha definido, esta tarde, la consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz, la figura de la escritora cántabra Concha Espina.

Díaz ha participado en el homenaje a la ilustre escritora, coincidiendo con el 60º aniversario de la fecha de su fallecimiento. El tributo  ha consistido en una ofrenda floral ante el monumento, que se erige en su memoria en los Jardines de Pereda, con lecturas de su obra, que han clausurado los actos programados con motivo de su homenaje.

La Dirección Generalde Igualdad, Mujer y Juventud ha impulsado este homenaje por tratarse Concha Espina de la primera mujer en ganar este galardón, gracias a la novela `La esfinge maragata', poseedora de un transfondo de denuncia por la situación marginal de la mujer.

En el acto institucional, celebrado hoy, ha estado presente, además de la consejera, la directora de Igualdad, Mujer y Juventud, Isabel Gómez-Barreda, y la presidenta de la Sociedad Cántabra de Escritores, Delia Laguillo.

Díaz ha elogiado la trayectoria profesional y personal de Concha Espina y la ha puesto como "ejemplo" de todas aquellas mujeres que se atrevieron a adentrarse en el campo de la literatura, "tradicionalmente reservado a los hombres". Además,  ha animado a que actividades de este tipo "constituyan un primer paso para alcanzar una igualdad en todos los demás", alentando a "luchar contra la inercia y la resistencia al cambio".

La Sociedad Cántabrade Escritores, con la colaboración del Gobierno de Cantabria, el Ayuntamiento de Santander y la Asociación de la Prensa de Cantabria, ha desarrollado a lo largo de tres semanas una serie de actividades; entre ellas, la conferencia `Centenario premio Fastenrath, un viaje a Concha Espina', a cargo de Juan Carlos León Brázquez, periodista experto en la escritora, y que a su vez es comisario de la exposición `Concha Espina: Cien años, cien libros'.

Aprovechando la labor de divulgación del periodista Juan Carlos León Brázquez, poseedor de una amplia colección de material gráfico y de libros de la escritora, estudioso de su obra y ganador de varias distinciones relacionadas con la divulgación de Concha Espina, se organizó una exposición.

La muestra, evocadora de la obra premiada `La esfinge maragata' y de otras como `El metal de los muertos', lleva la impronta de Cantabria de mano de `Un valle en el Mar' y `La niña de Luzmela', ambas creación de la escritora. La exposición, acompañada por fotografías, recortes de prensa de la época y otros objetos, estará abierta al público hasta el 26 de mayo en el vestíbulo del Palacio de Festivales.

Además de la exposición,  el conjunto de actos programados ha incluido la resolución del concurso periodístico `Concha Espina', organizado por la Asociación de la Prensa de Cantabria, así como la conferencia `Una cántabra en la literatura española', impartida por la catedrática de la Universidad de Cantabria (UC), Lourdes Royano.

El premio Fastenrath

El premio Fastenrath, creado el 12 de mayo de 1909 por S.M. el Rey don Alfonso XIII, puede considerarse, por su antigüedad, como el más célebre de los premios literarios nacionales, además de claro dominador del panorama literario español durante medio siglo, ya que se entregó desde 1909 a 2003.

Durante la existencia de este galardón, sólo ha habido seis mujeres que lo han obtenido. De ahí la importancia de que la primera fuera Concha Espina, que lo recibió en un acto celebrado en febrero de 1915. El resto de mujeres que lo recibieron son Carmen Laforet (1949), por `Nada'; Ana María Matute (1969), por `Los soldados lloran de noche'; Mercedes Fórmica (1975), por `Los hijos de Juan de Austria'; Ana Diosdado (1976), por `Usted también podrá disfrutar de ella', y Blanca Valdecasas (1984), por `La puerta de los sueños'.