Encabezado noticias

Noticias

null El Museo Marítimo del Cantábrico incorpora medusas para los proyectos de cría y futuro medusario impulsados por la Consejería de Cultura

Con diferentes tamaños, pertenecen a la especie ‘Aurelia aurita’ o medusas luna, muy común en el Cantábrico y otros mares

Santander – 20.11.2021

El Museo Marítimo del Cantábrico (MMC) ha incorporado medusas procedentes del Aquarium Donosti San Sebastián, dentro de los proyectos del nuevo laboratorio de cría y el futuro medusario impulsados por la Vicepresidencia y Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte.

Desde hoy, los visitantes al Museo pueden ver las medusas en el nuevo laboratorio de cría y, posteriormente, serán trasladadas al medusario, compuesto por dos grandes tanques: un cilindro vertical de 2.000 litros y uno rectangular de 1.400 litros.

Todas las medusas, cedidas en el marco de los programas de colaboración que mantiene el MMC con el Aquarium Donosti, pertenecen a la especie ‘Aurelia aurita’, conocida como medusa luna. Se trata de una especie común en el Cantábrico y otros mares, apareciendo reflejada en muchos libros de texto y documentos educativos.

Junto a las medusas, que presentan diferentes tamaños entre 10 y 60 milímetros, también se han incorporado pólipos de la misma especie para comenzar a desarrollar el programa de cría.

La medusa luna tiene una apariencia gelatinosa y transparente, encontrándose en las aguas superficiales de todo el mundo, tanto en alta mar como en zonas costeras, exceptuando las de muy bajas temperaturas.

Puede aparecer sola o en pequeños grupos, y se desplaza dejándose llevar por las corrientes marinas, aunque también muestra movimientos pulsantes, mediante contracciones de su cuerpo.

Al ser traslúcidas se ve la cavidad gastrovascular, sobre todo después de comer y las gónadas. Aunque la picadura de una medusa suele ser muy dolorosa para los seres humanos, esta especie tiene menor potencial tóxico.

Sus principales depredadores son el pez luna, la tortuga laúd, algunas ballenas y otros ejemplares de medusas, especies que amenazan la existencia de la medusa común, aunque la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza no la tiene registrada como una especie en peligro de extinción ni a punto de estarlo.