Encabezado noticias

Noticias

Atrás Ignacio Diego destaca el compromiso de la Fundación Botín con la reactivación socioeconómica del Valle del Nansa

El presidente cántabro ha visitado las actuaciones realizadas, dentro de su Programa de Desarrollo Rural, en las localidades de Lafuente (Lamasón) y San Mamés (Polaciones)

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha destacado hoy el compromiso de la Fundación Botín con la reactivación socioeconómica y cultural del Valle del Nansa y Peñarrubia a través de su Programa de Desarrollo Rural, una iniciativa puesta en marcha en 2005 y que desde entonces, en palabras del propio Diego, ha generado un "gran valor añadido" para esta zona de la región con una inversión de 11 millones de euros.

El presidente ha reiterado la disposición de "colaboración" del Gobierno de Cantabria en estas actuaciones y la importancia de las intervenciones realizadas en la zona, en las que, en su opinión, el equipo responsable ha sabido "poner el interés y el cariño en lo pequeño, desde el respeto, para poner en valor los atractivos de la zona reconociendo que ya estaban ahí".

Para Diego, este proyecto de la Fundación Botín está permitiendo "estudiar todo el potencial que tiene la zona del Nansa y reconocer todos sus valores culturales, etnográficos y su atractivo turístico potente". En este sentido, ha destacado el compromiso de la Fundación Botín con la reactivación del Nansa, que está permitiendo llevar a cabo un "trabajo integral" para "dar futuro" a la zona.

Imágenes de la visita (José Román Cavia)

El presidente cántabro ha visitado hoy, junto a la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez; el director general de la Fundación Botín, Íñigo Sáenz de Miera, y el director del Programa, José María Ballester, las diferentes intervenciones realizadas por la institución en las localidades de Lafuente, en el término municipal de Lamasón, y de San Mames, en Polaciones.

En la primera de ellas, y en compañía también del alcalde, Luis Ángel Agüeros, y de los arquitectos responsables de las actuaciones, Eduardo Ruiz de la Riva, Eduardo Cabanas y Pedro Fernández Lastra, el presidente Diego y el resto de autoridades han realizado un recorrido por el núcleo de Lafuente y han conocido el detalle de las acciones llevadas a cabo en esta localidad por parte de la Fundación Botín, que concluyeron el pasado mes de mayo.

En estado presentes en diferentes momentos de la visita el alcalde de Polaciones, Teodoro Ruiz; otros regidores del Valle, presidentes de la Mancomunidad de Ayuntamientos del Nansa y del Saja-Nansa, representantes de la Asociación para el Desarrollo Local y de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, así como responsables de las empresas adjudicatarias de las obras y un buen número de vecinos.

La Fundación Botín ha intervenido en tres puntos del conjunto de Lafuente: la limpieza y rehabilitación de la surgencia de agua que da nombre al pueblo y que está declarada Bien de Interés Cultural, la consolidación y pavimentación del entorno de la iglesia románica de Santa Juliana, del siglo XII, y la mejora de la denominada plaza del Horru, donde se conserva un conjunto de casas góticas. Además, se ha acondicionado el tramo del antiguo camino a Liébana, que une ambos espacios urbanos.

Todas estas actuaciones están plasmadas en el libro `La aldea de Lafuente', del que el presidente Diego ha recibido un ejemplar. El recorrido ha concluido en el exterior de la iglesia, donde el Ayuntamiento de Lamasón ha ofrecido un la interpretación, por parte de Nando Agüeros, de un par de canciones populares.

Seguidamente, el jefe del Ejecutivo se ha trasladado hasta San Mamés de Polaciones para comprobar el resultado de las intervenciones llevadas a cabo en el este pueblo, entre las que destaca la rehabilitación de su iglesia.

La restauración de la iglesia de San Mamés se inauguró el 9 de octubre de 2010, tras un año de obras. El templo presentaba fuertes problemas estructurales por el deslizamiento del terreno sobre el que se asienta, que se había manifestado en grietas, abombamientos y grave riesgo de desplome de arcos, bóvedas y cúpula. La obra fue objeto de un seguimiento y control semanales por el equipo de técnicos de la Fundación Botín, con el arquitecto Eduardo Ruiz de la Riva al frente.

El objetivo de esa intervención fue establecer un modelo de restauración y aprovechar la potencialidad de su patrimonio cultural como factor de desarrollo. Desde entonces, la Fundación ha restaurado en San Mamés más de una decena de casas, así como el entorno urbano de la iglesia y de las antiguas escuelas. Además, se ha establecido la empresa artesanal La Hila.

Plan Especial del Valle

Los estudios en estos núcleos sirven de referencia para el desarrollo del Plan Especial del Valle, que ha redactado la Fundación en colaboración con el Gobierno cántabro. El objetivo de este Plan, que se espera esté aprobado antes de que acabe la presente legislatura, es establecer recomendaciones sobre desarrollo urbanístico de la zona.

El Programa Patrimonio y Territorio, que la Fundación Botín lleva a cabo en el Valle del Nansa y Peñarrubia, constituye una propuesta de intervención transversal para promover desarrollo a partir de los recursos naturales, paisajísticos, económicos y culturales de esta zona rural de Cantabria. Es un modelo de referencia como ejemplo de colaboración entre una entidad privada y la administración.

La generación de iniciativas empresariales, la revitalización de la cuenca del río Nansa, la mejora de la oferta educativa y la dinamización social y cultural, figuran entre los logros del programa.