Encabezado noticias

Noticias

Ignacio Diego destaca la "calidad, proyección internacional y compromiso social" del tejido universitario cántabro

El presidente ha inaugurado en Laredo la 30ª edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria, que ha concedido su Medalla de Oro a esta localidad que fue pionera en su organización.
El presidente Ignacio Diego, en su intervención en la inauguración de los Cursos de Verano de la UC (Foto: Raúl Lucio)
 
Santander ¿ 27.06.2014
El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha destacado hoy en Laredo, en el acto inaugural de la 30ª edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC), la "calidad, proyección internacional y compromiso social" del tejido universitario cántabro, y ha asegurado que estos Cursos resultan una "gran ocasión" para difundir la valía de nuestros universitarios y para que en todo el territorio regional "se sienta la presencia de la educación superior".
En su intervención en la Iglesia de Santa María de la Asunción, Diego ha felicitado a la Universidad de Cantabria por la confección, un año más, de un "programa docente y cultural de alto nivel" en las diferentes sedes.
Por otro lado, ha hecho referencia a la situación económica de la Comunidad Autónoma, que hoy en día tiene un déficit público "razonablemente controlado, acumula tres trimestres consecutivos de crecimiento, crea empleo y ha logrado rebajar su tasa de paro en un 10 por ciento, en comparación con el año pasado. El presidente ha atribuido el mérito de la recuperación a la sociedad cántabra y ha agradecido también el compromiso de la UC "con la superación de graves dificultades".
Además, ha subrayado la apuesta de Cantabria y de su Universidad por la ciencia, citando ejemplos como el Instituto de Investigación Marqués de Valdecilla o el Instituto de Biomedicina y Biotecnología, y ha abogado por la necesidad de "profundizar en el camino, que ya se ha iniciado, de recuperación de fondos para la ciencia". En este sentido, ha reclamado "un poco más de compromiso privado" y se ha mostrado dispuesto a "ayudar" desde la Administración Pública a esa recuperación de fondos y a una "implicación más mentalizada y decidida de los emprendedores en los proyectos de conocimiento".
En su opinión, Cantabria tiene que aprovechar su gran calidad y especialización universitaria y científica para hacer que surjan clústeres sectoriales o temáticos alrededor de sus grupos de investigadores, a lo que contribuirá la recuperación económica en curso.
Ignacio Diego ha remitido igualmente su felicitación al pueblo de Laredo, que hoy ha recogido la Medalla de Oro de la Universidad de Cantabria, por ser la "cuna y capital" de estos Cursos de Verano, y por el "plus" que la alianza con la Universidad de Cantabria supone para la proyección del municipio.
El acto inaugural de los Cursos ha congregado a una destacada representación de autoridades políticas y académicas de la región. Entre otros, han estado también presentes el presidente del Parlamento, José Antonio Cagigas; el alcalde de Laredo, Ángel Vega; el rector de la UC, José Carlos Gómez Sal; la vicerrectora de Cultura, Participación y Difusión de la Universidad de Cantabria, Elena Martín; el director general de los Cursos, Manuel Estrada; la directora general de Universidades, Marta Guijarro; varios diputados regionales, otras autoridades locales y representantes de los diferentes ayuntamientos cántabros que son sede de los Cursos.
José Carlos Gómez Sal ha expresado el agradecimiento de la Universidad de Cantabria a Laredo por su contribución a lo largo de estas tres décadas a la organización y consolidación de los Cursos de Verano, que son ya "consustanciales" a una villa pejina que, además, ha sabido "mostrar el camino" para hacer también partícipes de su actividad a otros municipios de Cantabria, "ayudándonos a llevar la Universidad a todos los rincones de nuestra tierra".
Por otro lado, ha asegurado que "tiempos mejores se acercan" para la universidad española y para la de Cantabria en concreto. En su opinión, en estos momentos se está jugando el futuro de las instituciones de enseñanza superior y ha llamado a que, "si hay que hacer cambios en las universidades y en las estructuras científicas, abordémoslos con generosidad, responsabilidad y sentido de futuro, no con trivialidades y lugares comunes".
La lectura de la conferencia inaugural ha corrido a cargo del presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, que ha disertado sobre `El Olimpismo en el siglo XXI. Concepto, organización y Juegos Olímpicos'. Ignacio Diego ha aprovechado su presencia para ensalzar la tradición olímpica de Cantabria y para poner la vista en la próxima celebración en Santander del Mundial de Vela.
Medalla de Oro a Laredo
Con esta distinción, la Universidad de Cantabria ha querido reconocer el papel pionero de la villa pejina en la configuración e implantación de los Cursos de Verano, que nacieron en esta localidad hace ya tres décadas y que, actualmente, se extienden por una red de catorce sedes. Según reza el acta de concesión, Laredo recibe esta condecoración "por su confianza, apoyo económico, cobertura logística, talante comprensivo y dialogante, además de por los estrechos y cordiales lazos que durante estos 30 años han existido entre este Ayuntamiento y la comunidad académica".
El encargado de recoger la Medalla ha sido el alcalde Ángel Vega, que ha expresado la "satisfacción, gratitud y orgullo" con que el pueblo de Laredo recibe esta distinción que, según ha dicho, premia el "esfuerzo, cariño y dedicación" de los laredanos hacia sus Cursos de Verano y compromete aún más al municipio a fortalecer las relaciones con la Universidad de Cantabria.
La Coral Salvé de Laredo, bajo la batuta de José Luis Ocejo, ha amenizado musicalmente el acto y, entre otras piezas, ha interpretado `Achícame por piedad', para conmemorar el 150 aniversario del nacimiento de Miguel de Unamuno, y `Date la vuelta', en el 50 aniversario del fallecimiento de Arturo Dúo Vital.
Balance
En la pasada edición, los Cursos de Verano de la UC acogieron 73 cursos, más de 800 docentes y cerca de 2.500 alumnos. En sus 30 años de vida, se han celebrado más de 1.100 seminarios. Por la sede de Laredo han pasado durante este periodo 34.000 alumnos y 6.500 profesores.