Encabezado noticias

Noticias

La productora de la película Altamira convoca un casting los próximos días 21 y 22 de este mes

 

Foto: Íñigo Antón

La productora de la película "Altamira", en colaboración con Cantabria Film Commision, ha convocado un casting para encontrar extras tanto para niños como para adultos.

 

Las pruebas tendrán lugar en el Palacio de Festivales, en las instalaciones del Centro de Formación e Investigación Escénica, CFIE,  el día 21 para niños y niñas, de todas las razas,  de 5 a 12 años. En este caso deberán presentar la documentación requerida para permiso trabajo de menores (fotocopias). Dni del menor, dni  del padre y madre  o tutores, fotocopia del libro de familia ( 1ª hoja ,hoja matrimonio y hoja del menor). El horario será de 11:00 a 19:00 horas ininterrumpido.

 

El día 22 será el casting para adultos, de todas las razas, y con edades comprendidas entre  18 y 70 años. Solicitan que las mujeres tengan pelo largo y natural, y los hombres puedan dejarse barba y el pelo que no esté rapado. El horario, ininterrumpido para la selección será de 10 a 19 horas en el CFIE. En este caso es obligatorio presentar la documentación requerida para contrato laboral (fotocopias), dni o nie en vigor y tarjeta de afiliación a la seguridad social.

 

Rodaje en Santillana del Mar y Comillas en los próximos meses

 

Esta película iniciara su rodaje a finales del próximo mes de septiembre y concluirá en noviembre. Los exteriores se localizan en Santillana del Mar, Museo y Neocueva de Altamira, y Comillas.

 

La producción del largometraje es de  Morena Films, y versará sobre la vida de Marcelino Sanz de Sautuola, estará protagonizada por Antonio Banderas, y dirigida por británico Hugh Hudson, autor de "Carros de fuego".

 

La historia de esta película se sitúa a finales del s. XIX,  cuando un arqueólogo y científico amateur, Marcelino Sanz de Sautuola, y su hija de 8 años, María, descubrieron en Cantabria una de las obras prehistóricas más importantes de la Historia: las pinturas de Altamira. Lejos de proporcionarle honor y gloria, su deslumbrante contribución a la historia le enfrentó sin embargo con la indiferencia y el escarnio de la comunidad científica de la época. A pesar de sus esfuerzos por demostrar la veracidad del descubrimiento, Sautuola fue acusado de falsificación por el francés Émile Cartailhac, la máxima autoridad en Prehistoria del momento.

 

Al paso de los años y superado por las evidencias, Cartailhac publicó el texto Mea Culpa de un Escéptico, en el que reconocía el hallazgo y su importancia mundial, pero el texto llegaba tarde a devolver el honor a Marcelino.

 

Altamira es una historia de lucha, de valentía, de pasión por la historia, por el arte y por la defensa de la verdad y el honor.