null La UTE Fernández Abascal-Muruzabal Arquitectos redactará el proyecto de la nueva terraza-mirador del Palacio de Festivales

Este estudio fue el encargado de elaborar el proyecto de remodelación de las Naves de Gamazo y de la urbanización de la zona exterior

Santander, 20 de agosto de 2021.- La Sociedad Regional de Cultura y Deporte, empresa pública dependiente de la Vicepresidencia y Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, ha adjudicado a la UTE Fernández Abascal-Muruzabal Arquitectos la redacción del proyecto para crear una terraza-mirador en el Palacio de Festivales de Cantabria.

Se trata de una de las inversiones más destacadas que el vicepresidente regional y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga, anunció el pasado mes de abril, en concreto, cuando dio a conocer el plan de actuaciones que va a acometer su departamento en el Palacio de Festivales, con una inversión total prevista de unos 2 millones de euros y con motivo del 30 aniversario de la inauguración de este espacio cultural.

Zuloaga ha explicado que el Palacio de Festivales contará con una terraza panorámica en una de las cubiertas de la fachada sur, que estará abierta al público, con vistas a la bahía de Santander, que permitirá acceder a una de las torres a través de un nuevo ascensor y que supondrá una inversión de unos 800.000 euros.

La licitación de la redacción del proyecto se publicó en abril, con un presupuesto de 96.800 euros, y ha sido adjudicada en 90.750 euros, con un plazo de entrega del proyecto de ejecución de cinco meses, a la UTE Fernández Abascal-Muruzabal Arquitectos, que es el estudio que también se encargó de elaborar el proyecto de remodelación de las Naves de Gamazo y de la urbanización de la zona exterior.

La propuesta seleccionada, entre las dos que presentaron sus ofertas, plantea un recorrido, casi vertical, de acceso a la terraza y al mirador y diseña estos dos nuevos espacios desde los que disfrutar de las vistas de un paisaje único: la bahía de Santander.

Entre otras cuestiones, la propuesta seleccionada destaca por el planteamiento que dota al edificio de un nuevo espacio informal de reuniones y nuevos actos, para lo que proyecta un pequeño oficio y un sistema de protección solar, y por la consecución de una completa accesibilidad al crear un itinerario vertical hasta lo más alto de la torre sudoeste del edificio.

Asimismo, se incluye un espacio de intercambio desde el que se accede a la terraza o al nuevo núcleo de comunicaciones situado en la torre sudoeste, en la que se localizará un pequeño ascensor, accesible para seis personas, y una escalera perimetral, de sinuoso trazado, que posibilitará acceder a un nuevo mirador de la torre.

En el recorrido entre la terraza y el mirador se propone una parada del ascensor que, en un futuro, permitiría acceder a las cubiertas del edificio, creando un inédito paseo por uno de los lugares más atractivos y poco conocidos del Palacio de Festivales.

Para realizar las intervenciones recogidas en el futuro proyecto de ejecución de la terraza-mirador se plantea utilizar soluciones constructivas y estructurales coherentes con las características del edificio, de manera que se recurre, cuando es posible, a los mismos materiales empleados por el arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza o a otros análogos que resulten armónicos con el conjunto.