Encabezado noticias

Noticias

Ramón Ruiz presenta el Plan Estratégico de Dinamización del Arte Rupestre con la "excelencia" como objetivo de la gestión del patrimonio paleolítico

Ramón Ruiz presenta el Plan Estratégico de Dinamización del Arte Rupestre con la "excelencia" como objetivo de la gestión del patrimonio paleolítico

El consejero de Cultura define el documento como "dinámico y global"

Santander - 19.9.2107

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, ha presentado esta mañana el Plan Estratégico del Arte Rupestre, que busca la "excelencia" en la  gestión del patrimonio en arte paleolítico de Cantabria. Ruiz ha definido este documento como "dinámico y global", ya que sobrepasa el ámbito de su departamento y en su redacción han participado distintos sectores implicados en la conservación y difusión de este legado.

El conejero ha agradecido el trabajo de arqueólogos, expertos, alcaldes y las distintas instituciones que se han implicado en la elaboración de este plan, "que es abierto y que habrá que seguir enriqueciendo con aportaciones futuras". También ha reconocido el "liderazgo" de la directora general de Cultura, Marina Bolado, en la coordinación de este programa.

El objetivo del Gobierno de Cantabria es que este instrumento ayude a esbozar las líneas generales para orientar y dinamizar una política cultural acorde con la relevancia del Patrimonio Histórico de Cantabria, distinguido por la UNESCO como un valor universal.

Radiografía de la situación

Por su parte, Marina Bolado ha explicado que el plan ofrece una "clara radiografía" del estado actual de las cuevas y sus entornos, "dibujando un campo para actuar por primera vez de una manera racional y basada en la investigación y un riguroso trabajo de campo".

Cantabria cuenta con cerca de setenta cavidades con arte paleolítico conocidas, de las cuales siete están abiertas a la visita pública, que constituyen una riqueza patrimonial de primer orden. 10 de ellas están inscritas en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Bolado ha destacado que entre junio y agosto un total de 51.034 personas han visitado estas cavidades, lo cual supone un incremento del 13% respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se alcanzaron los 44.362 visitantes.

Ejes de actuación

El director del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), Roberto Ontañón, ha señalado los cuatro ejes de actuación sobre los que se apoya este documento.

En primer lugar, la conservación, "reforzando el compromiso adquirido con la inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial, lo que nos obliga a alcanzar un nivel de excelencia en la conservación del bien".

El segundo eje es la protección, ámbito que, a juicio de Ontañón, aún es "manifiestamente mejorable y que es esencial para conservar este legado que es frágil; mientras que el tercero pretende el impulso a la investigación, porque "para conservar hay que conocer y no se puede divulgar lo que no se conoce".

Finalmente, el plan pretende la  puesta en valor y la protección, para "hacer de este patrimonio un valor cultural y económico, al igual que ocurre en otros lugares europeos que gozan de unos bienes de esta singularidad".

Ámbitos de actuación del plan

El Plan Estratégico de Dinamización del Arte Rupestre de Cantabria tiene entre sus objetivos la movilización de recursos públicos para la puesta en valor del principal activo del patrimonio cultural de la región, a través de la mejora en la gestión de las cuevas.

El consejero de Cultura ha subrayado el compromiso de su departamento con la construcción de equipamientos vinculados a enclaves rupestres como el Monte Castillo en Puente Viesgo y La Garma en Ribamontán al Monte.

A ello se une la construcción de una sede definitiva para el MUPAC "para acabar con itinerancia y precariedad de uno de nuestros grandes museos", ha apuntado Roberto Ontañon.

Otras actuaciones que se contemplan en materia de estudio e investigación son la instalación en Cantabria del Centro de Categoría 2 sobre Arte Rupestre y Patrimonio Mundial y una apuesta clara para potenciar el trabajo realizado desde el Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas (IIIPC), un organismo mixto dependiente del Gobierno y la Universidad de Cantabria, que reúne a investigadores de primer nivel.