Encabezado noticias

Noticias

Zuloaga entrega el premio ‘Tesseras hospitalis’ de las Guerras Cántabras a Cayetana Guillén Cuervo y Okuda como reconocimiento de la amistad entre dos figuras de la cultura


El vicepresidente y consejero de Cultura señala el apoyo social y el protagonismo de los vecinos como seña de identidad de la única fiesta de Cantabria con el sello de Interés Turístico Internacional

Santander, 27 de agosto de 2022.- El vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, ha entregado el premio ‘Tessera hospitalis’ de las Guerras Cántabras a la presidenta de la Academia de las Artes Escénicas de España, Cayetana Guillén Cuervo, y el artista internacional cántabro, Okuda, ganadores de la primera edición de este galardón

Zuloaga ha destacado el apoyo social y el protagonismo de los vecinos como seña identitaria de esta fiesta de Interés Turístico Internacional, única en Cantabria con esta distinción.

También ha reconocido el trabajo desarrollado tras dos años de interrupción por la pandemia para contar en esta XX edición de las Guerras Cántabras con un anfiteatro romano que acoja la escenificación de las representaciones.

En el acto de entrega de este premio, celebrado ayer por la noche durante la primera jornada de esta fiesta que se prolongará hasta el próximo 4 de septiembre, el vicepresidente ha estado acompañado por el presidente de la Asociación Guerras Cántabras (AGUECAN), Oscar del Val.

A través de este galardón, puesto en marcha este año por la Consejería de Cultura y AGUECAN con vocación de continuidad en las sucesivas ediciones de las Guerras Cántabras, se trata de destacar y reconocer la amistad entre dos figuras del mundo de la cultura, siendo necesariamente una de ellas de Cantabria.

Con este objetivo, el premio, diseñado por la artista Sandra Suárez, consiste en una tésera que representa mediante un lobo y la luna la búsqueda de la unión entre diferentes. Las téseras eran piezas cúbicas o planchuelas que incluían inscripciones que los pueblos empleaban como contraseña, distinción honorífica o sello de amistad.